Inicio » Uncategorized » Una biblioteca en forma de tórax

Una biblioteca en forma de tórax


Las bibliotecas son siempre recordadas como espacios llenos de libros, con poca luz… En general, lugares aburridos que solamente están llenas en épocas de exámenes, y que a pesar de albergar en su interior grandes historias de todos los tiempos, son edificios olvidados y poco transitados.

 Por eso, para cambiar este concepto de lugar lúgubre tenemos este ejemplo de lo que es actualmente una biblioteca moderna. Viajamos hacía los países nórdicos, más concretamente Noruega, a la ciudad de Vennesla, donde encontramos una biblioteca con un concepto más moderno y muy acogedora.

El edificio ha sido creado por Helen & Hard Architects y tiene una estructura de lo más peculiar, costillas de madera atraviesan cada lado de la biblioteca de punta a punta uniendo iluminación, asientos y librerías en un solo. ¿Y cómo es posible esto? Estas estructuras tienen diferentes funciones en un espacio a doble altura, que sin duda, recrea un lugar perfecto para evadirse de la realidad con un buen libro.

Veintisiete costillas atraviesan la sala, extiéndose desde la biblioteca a la sala cultural, e incluso a un altillo. Vigas de madera laminada en las columnas proporcionan la estructura que soporta cada costilla. Los conductos de aire acondicionado se encuentran entre la luz y la carcasa de madera contrachapada. En las columnas se produce un nicho envuelto por la misma estructura, ofreciendo un escondido espacio de estudio. Además de la luz artificial que proporcionan las costillas, hay grandes ventanales que proporcionan luz natural para crear un mejor ambiente de estudio.

Si bajamos las escaleras, llegamos a oficinas y clases, además de una colección de historia local. Pero no es solo una biblioteca, sino un punto de encuentro que además incluye una cafetería para disfrutar de un café caliente a la vez que disfrutamos de la lectura.

No solo está cuidada la estructura por dentro, también por fuera este edificio público multifuncional es atractivo. Además, tiene un fácil acceso desde la plaza principal de la ciudad, lo que hace que el edificio sea un punto de encuentro en pleno centro. Por fuera, está formada por una gran fachada de vidrio y por un porche que da cobijo a varios asientos al aire libre.

Toda la biblioteca está compuesta por ventisiete costillas hechas de elementos prefabricados de madera laminada y cortes de tableros de madera contrachapada. Estas costillas ayudan a la creación de espacios de estudios personales que encontramos por todo el interior. Además, es ecológico, ya que es un edificio con bajos costes de energía. Seguro que después de ver un edificio de estas características, a más de uno le apetece volver a estudiar…

Fuente: Una biblitoeca en forma de Tórax [En línea]. 01/08/12. En: El Economísta.es. <http://bit.ly/PnUJcq>. [Consulta: 15/08/12]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Licencia de Creative Commons
A %d blogueros les gusta esto: