Inicio » Uncategorized » La curiosa historia del autor F.D.C. Willard, el gato

La curiosa historia del autor F.D.C. Willard, el gato

Anuncios

 

Nadie puede cuestionar el invaluable aporte  que han hecho los animales en pos del avance científico; desde los peces que han inspirado el diseño de vehículos más aerodinámicos hasta las desdichadas ratas de laboratorio.

Lo que no suele ocurrir muy a menudo, es que se les conceda el honor de ser acreditados como autores de publicaciones académicas.

Una excepción a la regla, que restringe la autoría solo a ciertos bípedos, fue el caso de F.D.C. Willard, conocido por sus allegados simplemente como Chester.

Este gato no es una eminencia académica

En 1975 este gato no solo fue identificado como coautor en  un artículo escrito por su dueño, el físico estadounidense Jack H. Hetherington, en una prestigiosa revista científica, sino que acaparó todo el crédito por otro publicado años más tarde en La Recherche titulado “L’hélium 3 solide : un antiferromagnétique nucléaire” (al parecer, además de su dominio de la física  Chester se desenvolvía con soltura en francés)

Según cuenta el propio autor, decidió compartir sus méritos con su amigo felino  después de que un colega, a quién había solicitado revisara su artículo, le dijese que el editor no iba a aceptar el uso de la primera persona del plural en un trabajo con un solo autor. Él no estaba dispuesto a rescribir el artículo, por lo que opto por añadir un autor más. Para evitar que sus colegas, se dieran cuenta de que se trataba de su mascota, inventó el nombre F.D.C Willard, cuyas iniciales se corresponden con Felis Domesticus Chester y Willard lo tomó del progenitor de su gato.

Poco tiempo después, alguien que visitaba la universidad pidió para hablar con el físico. Como éste no estaba disponible, quiso hacerlo con su allegado Willard.

No tardó en develarse la verdadera identidad del misterioso autor.

Hetherington prosiguió con la broma enviándole copias a conocidos y amigos con su firma y la huella de Chester.

Una de esas copias fue a parar a Grenoble y en una reunión deliberando acerca de  a quién invitar a una conferencia, uno de los participantes propuso que la invitación se le extendiera a Willard, ya que no lo invitaban a ningún evento. De inmediato, se le extendió una copia con la huella incriminatoria.

Si desean leer un poco más acerca de las andanzas de este peculiar felino, pueden leer la carta escrita por el autor donde relata todo lo dicho y aún más.

Este artículo, menciona otros casos curiosos.

En 2014 la  American Physical Society  anunció que todos los artículos publicados por gatos iban a ser de acceso abierto .Para la decepción de todo felino con pretensiones académicas, la auspiciosa noticia resultó ser una broma por el día de los inocentes.

Fuente: Hetherington, J. H. ( comunicación personal, [14 de enero de 1997]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Licencia de Creative Commons
A %d blogueros les gusta esto: