Inicio » Uncategorized » Un viejo conocido

Un viejo conocido


Quizá cueste creerlo, pero la palabra arroba ya estaba presente en los orígenes de la lengua española.

Procedente del árabe hispánico arrúb’, designaba una medida de peso o capacidad correspondiente a una cuarta parte de un quintal, ésta última equivalente a cien libras de la antigua Castilla.

Su extenso uso en listados y escritos mercantiles llevó a que se abreviara mediante el símbolo “@”. También se lo empleaba en el portugués, de esta lengua y del español pasó al francés. Finalmente, fue incorporado a otras lenguas como el inglés como abreviatura de distintas formas que comenzaban con la vocal “a”.

A medida que el empleo del sistema decimal se fue extendiendo en España, Portugal y Francia esta voz fue cayendo en desuso.

A fines del siglo XIX vuelve a aparecer en escena a través de su incorporación en las máquinas de escribir, por su utilidad en el campo comercial.

Finalmente, el uso con que más asociamos al arroba se lo debemos al  informático Ray Tomlinson, quien en 1971 lo eligió para integrarlo en las direcciones de correo electrónico, entre otros motivos, porque en inglés se leía como “at” “en” por lo que permitía indicar sin lugar a dudas dónde se alojaba el correo del usuario.

De ahí lo hemos visto ganar otros usos como en el lenguaje inclusivo.

Resulta curioso que un símbolo que ya estaba presente en documentos españoles en el siglo XV haya revivido gracias a la informática.

Moreno Fernández, F. (2016). La maravillosa historia del español. Buenos Aires: Espasa


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Licencia de Creative Commons
A %d blogueros les gusta esto: